Cómo proteger a tu perro del frío

Aunque los perros tienen una temperatura corporal más alta que la nuestra y siempre van abrigados por su pelaje, en ocasiones esto es insuficiente y pasan frío. Dependiendo de la edad o de la raza a la que pertenezcan esto también puede variar, ya que por ejemplo los cachorros, los perros senior o las razas pequeñas y de pelo fino suelen ser más vulnerables.

Muchos dueños piensan que sus mascotas están totalmente preparadas para aguantar bajas temperaturas, y aunque en algunos casos es así, a veces hay que estar atentos si nuestro perro tiene frío. En Dogarden somos una guardería para perros en Zaragoza que sabemos la importancia de que tu mascota no paseo frío en invierno, así que hoy vamos a hablar sobre cómo puedes proteger a tu perro del frío y que pueda seguir disfrutando en los meses invernales.

¿Cómo saber si me perro tiene frío?

Si las temperaturas bajan de forma muy brusca o nos trasladamos a una zona en la que hace más frío a lo que tu perro está acostumbrado, habrá que prestar mayor atención a su estado físico. Para saber si tu perro tiene frío debes tener en cuenta los siguientes aspectos, ya que suelen ser los síntomas principales de que el animal no está a una temperatura agradable:

  • Temblor. Si el perro empieza a temblar, tal y cómo haría una persona que tiene frío, es el síntoma físico más fácil de detectar de que tu mascota tiene frío.
  • Respiración. Si la respiración del perro es muy lenta también debes estar atento de si el perro está a la temperatura adecuada.
  • Movilidad. En el momento que veas que tu perro está torpe o su movilidad es mucho más lenta de lo normal, debes tener en cuenta que seguramente tendrá frío. Esto se debe principalmente a que uno de los síntomas es la rigidez muscular y por lo tanto, debes hacer que entre en calor.
  • Somnolencia. Sabemos que nuestros perros duermen a lo largo del día a su antojo, pero si durante la jornada tiene más somnolencia que de normal, debes valorar si es un síntoma de que tu perro está pasando frío.

¿Qué hago para que mi perro no tenga frío?

Siempre a resguardo

Nunca debes dejar a tu perro a la intemperie cuando las temperaturas son bajas, siempre debe estar cobijado tanto en el interior de una caseta apropiada para él como dentro de la casa. Si optas por una caseta, ésta debe estar cerrada para evitar que entre la humedad o las posibles precipitaciones además de estar más refugiado de las bajas temperaturas. También debes tener en cuenta  que la comida y el agua siempre nunca deben estar en el exterior.

Guardería para perros

¿Vas a viajar y no sabes qué hacer con tu mascota? ¿Al lugar que te trasladas hace mucho frío para él? Opta por una guardería para perros ya que allí estará bien cuidado y calentito como en casa. En Dogarden nuestros cheniles cuentan con camas calefactables, que a cierta temperatura, desprenden calor en algunas zonas para que tu perro elija la temperatura más adecuada según su agrado.

Horario de paseo

Debes tener en cuenta que cuando hace frío debes evitar aquellas horas en las que las temperaturas son más bajas para pasearlo. En el caso de que no puedas sacarlo en el momento del día donde hace más sol y calor, procura que los paseos sean más frecuentes, pero más cortos.

Ropa de abrigo

Como hemos dicho, los cachorros y las razas pequeñas y de pelaje fino son especialmente los más sensibles al frío, por eso muchos dueños optan por protegerlos del frío con ropas especiales. Por la noche es cuando en las casas más se nota la bajada de temperaturas, por eso también te recomendamos taparlo con una manta, poner su cama cerca de un radiador y aislar su cama del suelo con un cartón, esterilla…

Hacer ejercicio

Para entrar en calor nada como hacer ejercicio, así que, si vas a pasear por una zona en la que las temperaturas son muy bajas, debes tener a tu perro en constante movimiento. Llévate un juguete y lánzaselo, hazlo correr y sobre todo, vigila que en las almohadillas de sus patas no le queda hielo o nieve al regresar a casa. Si recortas el pelaje alrededor de esta zona, podrás revisar mejor sus patas al volver de los paseos.

La hora del baño

El momento del baño también es uno de los más susceptibles de pasar frío si lo hacemos en invierno. Procura que la estancia esté calentita, haz que los baños sean más cortos y no utilices agua fría. Sécalo muy bien y sobre todo ten mucho cuidado con sus oídos, ya que los perros son más vulnerables a la hora de tener otitis.

Protege a tu perro del invierno en Dogarden

En invierno son muchos los que optan por hacer desplazamientos a lugares de nieve o hacer largos viajes en los que la mascota no les pueden acompañar. Para ello nada como dejar a tu perro en una guardería como Dogarden donde cuidaremos a tu mascota protegiéndola de las bajas temperaturas.

En Dogarden tenemos diferentes zonas de paseo donde podrá correr y hacer ejercicio junto a otros perros para disfrutar del exterior sin pasar frío. En nuestros cheniles siempre estará a una temperatura agradable, ya que en las camas calefactables podrá elegir dónde tumbarse. Nunca estará solo, tendrá comida de primera calidad y siempre estará rodeado de cariño humano.

Dogarden es la guardería para perros en Zaragoza donde tu mascota estará protegida en invierno para que disfrutes de la nieve y pequeñas escapadas sin que tengas que preocuparte por ella. Contacta con nosotros o ven a visitarnos y te enseñaremos nuestras instalaciones donde tu perro podrá sentirse este invierno como en casa.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies