Perros y niños, ¿cómo educarlos?

Se ha demostrado en diferentes estudios que los niños que crecen en una familia con perro desarrollan más rápidamente algunos aspectos como el de fomentar el sentido de la responsabilidad, ser más respetuoso con los animales, mejorar las habilidades sociales…

El problema es que no siempre la convivencia es la esperada. Cuando los perros estaban en la familia antes de la llegada de los niños, a veces los animales no toleran bien esta “intrusión”. En otras ocasiones, son los propios pequeños los que se portan del todo bien con sus mascotas, y esto puede crear conflictos.

En cualquier caso, en Dogarden te ayudamos a corregir malos comportamientos de tu perro, a saber cómo actuar en ciertas situaciones y lograr el objetivo que te hayas marcado con tu mascota. Hacemos cursos de adiestramiento para perros en Zaragoza, en concreto en nuestras instalaciones de Movera, y a continuación te damos algunos consejos para educar a tu perro si tienes niños.

Perros y niños, ¿cómo educarlos?

5 consejos para educar a tu perro si tienes niños

1.    Sociabilización de la mascota

Un perro que desde pequeño ha tenido problemas para socializar con otros perros o con otras personas, tiene mayor predisposición que otros a que no vaya a aceptar bien la llegada de niños a la familia. Es importante que desde cachorros estén en contacto con más animales y gente diferente a sus dueños. Y si, además, en un futuro se van a tener hijos, también es recomendable que se le vaya exponiendo a niños.

2.    Educación entre el perro y los niños

Cuando el niño es un bebé nos importa la reacción del perro hacia él. Pero en cuanto el pequeño empieza a andar y ser más independiente por la casa, tenemos que poner la atención también en el niño. Es decir, la educación debe ser bidireccional con el animal y tu hijo, especialmente cuando dejan de ser bebés. El niño no debe agobiarle, ni hacerle nada que pueda hacerle daño, no molestarlo mientras come o duerme, no asustarlo… Tampoco podemos permitir que el perro se ponga de pie sobre el pequeño, ni que ladre cuando lo tenemos en brazos, ni que muestre algún atisbo de celos.

Perros y niños, ¿cómo educarlos?

3.    Detecta las necesidades de tu perro

Uno de los errores que cometemos los padres dueños de perros es que descuidamos a nuestra mascota con la llegada de un niño. Es normal, el cambio es radical para toda la familia y el pequeño requiere toda nuestra atención. Pero hay que tener en cuenta que el perro también tiene sus necesidades y, sobre todo las de afecto, muchas veces las olvidamos. Según cada raza, e incluso su “personalidad”, necesitará unos cuidados, que le dediquemos más o menos tiempo, etc. Un perro feliz es más dócil y cariñoso, y eso lo transmitirá directamente con los más pequeños de la casa.

4.    No les dejes solos

Por mucho que confíes en tu perro o que veas que habitualmente tu hijo se porta bien con él, no debes dejarlos solos. El animal puede marcarlo o morderlo si se siente amenazado, y esto puede deberse por motivos que el niño no es consciente. Por lo tanto, hasta que tu hijo no sea totalmente consciente de cómo debe comportarse con su mascota, es mejor que estén siempre con un adulto en la misma habitación. Nunca sabemos cómo puede reaccionar ni un perro ni un niño pequeño, por eso, es mejor prevenir esta situación.

Perros y niños, ¿cómo educarlos?

5.    Incorporación gradual

No siempre es posible, pero en la mayoría de los casos la incorporación de una mascota es gradual. Es decir, si vamos a adoptar o comprar un perro, es necesario que todos los miembros de la familia lo sepan, que vayamos inculcando en los niños el tipo de comportamiento que deben tener hacia él, que vayan siendo conscientes del cambio que va a suponer. Y si el bebé llega cuando el perro ya convive con la familia, también debemos hacer que se vaya adaptando poco a poco. Ellos son muy listos y pueden detectar que va a haber nuevas incorporaciones. Déjale entrar en la habitación del bebé antes de que llegue, que huela algunos de sus juguetes, los pañales… Hazle partícipe, a su manera, de este cambio.

Adiestramiento canino en Zaragoza

No es fácil, lo sabemos, por eso, en Dogarden estamos para ayudarte. Ser padre y tener un perro en la familia no siempre es fácil, pero nuestro profesional en adiestramiento canino puede corregir los posibles que hayan podido surgir en la convivencia. Nuestros cursos los realizamos a lo largo del año en diferentes horarios para que los dueños tengan mayor flexibilidad a la hora de asistir.

Perros y niños, ¿cómo educarlos?

¿Qué aprendemos? En Dogarden consideramos que somos una escuela para personas con perro, es decir, que los alumnos son tanto el animal como la persona. Haremos ejercicios, aprenderemos algunos conceptos, mejoraremos la comunicación con nuestro amigo de cuatro patas y compartiremos experiencias con otros dueños. Los objetivos los marcas tú y tu perro, nosotros te ayudamos a conseguirlos.

Puedes pedirnos más información sobre nuestros cursos de adiestramiento para perros en el teléfono 976 582 905 o enviando un correo electrónico a info@dogarden.es. Te aclararemos cualquier duda que tengas y podrás contarnos tu caso. Si prefieres conocernos personalmente, te invitamos a venir a nuestras instalaciones en Movera, a pocos minutos de Zaragoza. Verás las diferentes zonas que tenemos para ejercitar a tu mascota durante el adiestramiento.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies