Mi perro me gruñe

Cuando incorporamos una mascota a nuestra familia pensamos que sólo nos dará compañía y cariño, sin embargo, educarlo supone esfuerzo y paciencia. Aunque lógicamente se convertirá en nuestro mejor amigo, hay que enseñarle a que nos obedezca y sobre todo corregirle malas conductas.

En Dogarden damos cursos de adiestramiento canino y la mayoría de nuestros alumnos vienen a nuestras clases con la misma preocupación: “mi perro me gruñe”. ¿Cómo debe actuar el dueño? ¿En qué momento debe preocuparse? ¿Es posible cambiar el comportamiento de un perro?

Mi perro gruñe

¿Por qué mi perro gruñe ?

Cuando el gruñido de un perro hace que su dueño esté preocupado lo primero que debe hacerse es contactar con un profesional. Hay muchos motivos que hacen que un perro gruña y también depende de las situaciones a las que se le exponga. ¿Gruñe algún miembro de la familia? ¿Sólo a desconocidos? ¿Gruñe cuando intenta socializar con otros perros? Vamos a analizar en primer lugar las principales causas por las que un perro gruñe.

  • Estado de ánimo del perro. Junto con el ladrido, el gruñido de un perro es su forma de expresión y por eso es muy importante que el dueño sepa interpretarlo. Aunque generalmente asociamos a que gruñen antes de morder o atacar, los perros no sólo lo hacen para transmitir agresividad. Algunos perros gruñen cuando están jugando, otros incluso cuando se les acaricia… Si mi perro me gruñe cuando lo acaricio es porque es su forma de expresar su felicidad, y en esos casos, el sonido es diferente al gruñido que expresa miedo o defensa, por eso hay que conocer qué estado de ánimo tiene un perro en cada caso.
  • Diferencia entre razas. También hay que tener en cuenta que hay diferencias entre razas y, por eso, hay perros más posesivos que expresan más rápidamente su agresividad ante ciertas situaciones. Aquellas razas que son cariñosos y dóciles, pero no reciben bien a los extraños, hay que prestar especial atención a su etapa como cachorros. Si tienes dudas sobre cómo es tu perro según su raza, puedes hablar con un experto que te oriente en el tipo de adiestramiento que necesita. En Dogarden hacemos a lo largo del año tanto cursos para cachorros como para perros con problemas de conducta concretos.
  • Gruñir antes de reaccionar. Cuando el gruñido es una señal para expresar un estado de ánimo de alerta, el gruñido es el paso previo a una mala reacción: morder, ladrar, atacar… Por lo tanto, uno de los motivos por los que el perro gruñe es porque va a hacer una acción que no nos va a gustar, y nos avisa previamente de que hay algo en esa situación que hay que cambiar.

Mi perro gruñe

¿Qué hacer cuando un perro gruñe al dueño?

Muchos de los dueños que asisten a los cursos de adiestramiento de Dogarden repiten su misma preocupación: “mi perro me gruñe cuando le regaño”. Especialmente en los primeros años del perro es cuando éste intenta imponer su liderazgo o se muestra más posesivo en algunas situaciones. Lo que todo dueño debe tener claro es que si mi perro me gruñe cuando le riño debo encontrar una solución:

Curso de adiestramiento canino

Si tu perro te gruñe es porque no te considera el líder de la manada y debes corregir esa conducta inmediatamente. Te recomendamos que asistas a algunos de los cursos de adiestramiento canino que realizamos en Dogarden Zaragoza donde, de forma personalizada, te daremos las pautas necesarias para cambiar su conducta.

No reñir, variar la situación

Hay que evitar reñir en exceso al perro cuando gruña ya que la próxima vez se “saltará” este paso y directamente hará una de las acciones que anteriormente hemos comentado (morder, atacar…) Por eso hay que tener en cuenta el contexto en el que se ha producido el gruñido e intentar variar la situación. Y si los motivos pueden ser diferentes, hay que crear una estrategia para tratar cada caso. Por ejemplo, si gruñe cuando le vamos a quitar la comida, hay que trabajar para que entienda que los dueños le damos y le quitamos la comida cuando queramos.

Mi perro gruñe

¿Qué hacer si tu perro gruñe al niño?

Muchos padres vienen a Dogarden preocupados porque la llegada de un nuevo niño a la familia parece no sentar bien a su mascota. Aunque algunos perros se vuelven excesivamente protectores con ellos, en ocasiones sienten celos del bebé y les gruñen. Que el perro deje de formar parte de la familia es la última opción, hay muchas soluciones a este problema. Si el niño ya camina y “agobia” a la mascota, hay que enseñarle al pequeño cómo debe tratar al perro.

Un bebé siempre requiere todo el tiempo y atención de los padres, pero éstos deben recordar que también son dueños de una mascota que llegó antes que el niño y que no entiende por qué ya no es el centro de atención. Antes de llegar a que el perro gruña al niño, hay que tener en cuenta que debemos intentar no variar el cariño hacia nuestra mascota. Pero si se convierte en un problema, hay que recurrir inmediatamente a un profesional.

Cursos de adiestramiento para perros en Zaragoza

¿Necesitas ayuda para que tu perro deje de gruñir? Contacta con Dogarden y te informaremos sin compromiso de nuestros cursos de adiestramiento canino en Zaragoza. En nuestras instalaciones, además de dar servicio de guardería los 365 días del año, te enseñaremos cómo corregir el mal comportamiento de tu mascota.

Llámanos al teléfono 976 582 905 o manda un correo a info@dogarden.es y te explicaremos todo lo que necesites sobre nuestros cursos para perros.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies